viernes, 17 de noviembre de 2017

Sobre La Empresa y el Empresario.









Uno de los temas principales dentro de la asignatura de 2º de Bachillerato y que lo lleva en su propio título; “La Empresa y el Empresario”.  Lo vamos a exponer en este post para el ejercicio programado de 2º de Bachillerato del I.E.S. Levante. Hablaremos de la empresa, sus funciones, sus objetivos… y también, del empresario, muy importante, sus cometidos y funciones.
Comenzaremos definiendo lo que es la Empresa; en general, se puede definir como una unidad formada por un grupo de personas, bienes materiales y financieros, con el objetivo de producir algo o prestar un servicio que cubra una necesidad y, por el que se obtengan beneficios. 


     a. La empresa en el sistema económico






La empresa es un agente económico que constituye uno de los pilares fundamentales de la actividad económica. Así, las funciones sociales que cumple la empresa de forma general en la economía son:

    a) Coordina, dirige y controla el proceso de producción: el empresario decide la asignación de factores productivos con los que se producen los bienes y servicios que satisfacen las necesidades de las sociedades.

b) Las empresas crean o aumentan la utilidad de los bienes, es decir, añaden valor: al transformar materias primas en productos, las empresa crean o aumentan la utilidad de los bienes, es decir, incrementan su capacidad para satisfacer las necesidades humanas.

c) Crean empleo y generan riqueza: una parte fundamental de la renta y la riqueza de las familias se obtiene en la empresa.

d) Impulsan las grandes innovaciones que posibilitan el desarrollo económico: buscando formas de producir más eficientes se convierten en el motor de progreso del sistema económico.

e) Realiza una función de anticipo del producto social y por ello asumen un riesgo, ya que pagan por anticipado a los factores de producción sin conocer los resultados.


       b.Los Objetivos de la Empresa






Los objetivos de una empresa son resultados, situaciones o estados que una empresa pretende alcanzar o a los que pretende llegar, en un periodo de tiempo y a través del uso de los recursos con los que dispone o planea disponer.
Establecer objetivos es esencial para el éxito de una empresa pues éstos establecen un curso a seguir y sirven como fuente de motivación para los miembros de la misma.

Pero además de ello, otras ventajas de establecer objetivos para una empresa son:

.Permiten enfocar esfuerzos hacia una misma dirección.
.Sirven de guía para la formulación de estrategias.
.Sirven de guía para la asignación de recursos.
.Sirven de base para la realización de tareas o actividades.
.Permiten evaluar resultados al comparar los resultados obtenidos con los objetivos propuestos y, de ese modo, medir la eficacia o productividad de la empresa, de cada área, de cada grupo o de cada trabajador.
.Generan coordinación, organización y control.
.Generan participación, compromiso y motivación y, al alcanzarlos, generan satisfacción.
.Revelan prioridades.
.Producen sinergia.
.Disminuyen la incertidumbre.



    c.  Las Funciones de la Empresa





Las actividades que se realizan en una empresa se agrupan en las siguientes funciones o áreas funcionales:

1. Producción: hay que tener en cuenta que supone tanto el aprovisionamiento de los factores productivos (materias primas, mercancías, energía, servicios externos, etcétera) como su posterior transformación en bienes y servicios capaces de satisfacer las necesidades.

2. Comercialización: una vez producido el producto tiene que llegar hasta el consumidor a través de su comercialización y distribución. Esta función se conoce como Marketing y adquiere gran importancia en los actuales mercados en los que la empresa tiene que llamar la atención del consumidor frente a la competencia.

3. Recursos Humanos: organiza y gestiona el personal de la empresa, es decir, se encarga de la selección, contratación, formación y motivación de los trabajadores.

4. Financiación: a través de esta función la empresa capta los fondos necesarios para el funcionamiento de la empresa y realiza las inversiones necesarias, es decir, dirige las fuentes de financiación hacia los recursos para los que se destinan.

5. Administración: se refiere a la organización de la empresa en su conjunto, es decir, se encarga de repartir tareas y niveles jerárquicos, de asignar responsabilidades y, por tanto, también nos referimos a esta labor como la función de dirección.

6. I+D+i (Investigación, desarrollo e innovación): hoy en día el desarrollo tecnológico es una función vital para el futuro de las empresas en su objetivo de mejorar los procesos productivos pero también se incluye en esta función cualquier innovación en el resto de funciones que suponga una mejora de la empresa.

Generalmente se dice que la empresa es la unidad básica de producción de bienes y servicios. Aunque normalmente asociamos la idea de producción al acto de fabricación de un bien o un servicio ten en cuenta, que desde el punto de vista teórico, incluye no solo la transformación de factores productivos en un producto sino también el previo aprovisionamientode esos factores.



   d.El empresario y sus funciones

                            
                  




Por su parte, en cuanto a las teorías sobre el empresario también muestran cómo la imagen de éste ha variado a lo largo del tiempo, desde su identificación como el propietario hasta concepciones más modernas, que lo asocian con la función directiva de la empresa (profesional).

1.      El empresario en el pensamiento clásico: para los clásicos (Adam Smith, David Ricardo y J.S. Mill) se identifica al empresario con la persona que aporta el capital, así el beneficio era la recompensa por el capital aportado. En el siglo XIX elneoclásico Marshall considera al empresario como el cuarto factor productivo, factor organizativo, intuyendo así la distinción entre propietario y empresario. Hasta entrado el s. XX no se asume de forma rigurosa que el empresario cumple funciones distintas a las del capitalista o propietario.





2. Teoría del empresario-riesgo de Knight: para Knight lo que define al empresario es su capacidad de asumir riesgos en un mundo de incertidumbre, ya que anticipa un capital sin saber el resultado de su actividad. Su aportación fundamental es la consideración de la incertidumbre como elemento esencial de la actividad empresarial. Por tanto la incertidumbre es un elemento esencial de la actividad empresarial y define el beneficio empresarial como la recompensa por asumir dicho riesgo.

3. Teoría del empresario innovador de Shumpeter: para Shumpeter la función principal del empresario es innovar, es decir, aplicar las invenciones tecnológicas a usos comerciales o industriales, lo que otorgará el empresario innovador una situación de monopolio temporal con beneficios extraordinarios, hasta que nuevos empresarios atraídos por las ganancias le imiten, y el mercado vuelva a la situación de equilibrio. De esta manera, este proceso se convierte en el motor del desarrollo económico.




4. Teoria del empresario como tecnoestructura de Galbraith: las grandes empresas actuales son tan complejas que ya no pueden ser dirigidas por una sola persona, sino que requieren una dirección que integre expertos en las distintas áreas. Este grupo de dirigentes Galbraith lo denomina Tecnoestructura, constituye un nuevo centro de poder de la empresa. Este equipo es el que realiza el papel de empresario, no el propietario, por lo que se pueden producir conflictos de objetivos: los accionistas persiguen el máximo beneficio mientras que los directivos tienen objetivos más amplios, económicos y personales.



El empresario actual: 





el entorno en el que se desenvuelve la actividad empresarial se caracteriza por una gran incertidumbre, complejidad y dinamicidad, debido a la globalización de los mercados, fuerte incremento de la competencia, el vertiginoso cambio tecnológico, incremento de los flujos de información, cambios en los sistemas económicos y políticos y cambios sociológicos. Esto lleva a una profesionalización del empresario, que será aquel profesional de la dirección que planifica, organiza la empresa, la dirige y controla la actividad empresarial con una visión estratégica y liderazgo de recursos humanos.


Confiamos que con este post, los conceptos tanto de Empresa como del Empresario, haya quedado más claros. Ahora os toca a vosotr@s hacer vuestro trabajo.















Fuentes:
2ºBachillerato Economía de la Empresa.Santillana

e-ducativa.catedu


 

jueves, 16 de noviembre de 2017

LA PRODUCCIÓN Y LOS SECTORES ECONÓMICOS!!


     Desde el principio, el hombre se ha procurado los medios necesarios para la producción de los bienes y servicios que requiere para la supervivencia. Ha concebido herramientas, máquinas y equipos de toda clase a fin de realizar sus objetivos. Al principio el sistema de producción fue manual, posterior-mente sobrevino la manufactura y por último surgieron los sistemas automatizados que se conocen en la actualidad.

         Los métodos de administración de operaciones de los sistemas productivos han evolucionado. Asimismo, los métodos intuitivos y tradicionales han sido reemplazados por técnicas científicas, adaptadas al contexto de la empresa.

¿Y a qué llamamos "producción"?


     Del latín productĭo, el concepto ‘producción’ hace referencia a la acción de generar (entendido como sinónimo de producir), al objeto producido, al modo en que se llevó a cabo el proceso o a la suma de los productos del suelo o de la industria.

      Y  ampliamos conceptos, se entiende por producción la adición de valor a un bien —producto o servicio— por efecto de una transformación. Producir es extraer o modificar los bienes con el objeto de volverlos aptos para satisfacer ciertas necesidades.

      Por lo tanto, podemos definir la producción, como la actividad económica que aporta valor agregado por creación y suministro de bienes y servicios, es decir, consiste en la creación de productos o servicios y, al mismo tiempo, la creación de valor.

¿Que son los sectores económicos o productivos?.

    Los sectores productivos o económicos son las distintas ramas o divisiones de la actividad económica, atendiendo al tipo de proceso que se desarrolla.
Se distinguen tres grandes sectores denominados primario, secundario y terciario.

Sector primario

    Comprende las actividades de extracción directa y sin transformaciones de bienes de la naturaleza. Normalmente, se entiende que forma parte del sector primario la agricultura, la minería,  la ganadería, la silvicultura, la apicultura, la acuicultura la pesca y la avicultura.

        El sector primario o agrario está formado por las actividades económicas relacionadas con la transformación de los recursos naturales en productos primarios no elaborados. Por lo usual, los productos primarios son utilizados como materia prima en las producciones industriales. 



        El sector primario suele ser una parte importante de los países en desarrollo. Este sector es el que hace el movimiento de los demás sectores ya que sin materia prima no se desarrolla ningún producto para la industria, por ello este es el principal sector, este promueve a el sector secundario.

Sector secundario o transformador (o sector industrial)
      El sector secundario comprende las actividades que transforman las materias primas en productos elaborados. En España trabajan en el sector secundario un tercio de la población activa.

    El sector secundario reúne la actividad artesanal e industrial manufacturera, mediante las cuales los bienes provenientes del sector primario son transformados en nuevos productos. 

    Abarca también la industria de bienes de producción, tales como materias primas artificiales, herramientas, maquinarias, etc. De igual manera comprende la industria de bienes de consumo, así como también la prestación de los servicios a la comunidad.



La industria española tiene planteados graves problemas. Algunos de ellos son:
- La escasez de materias primas y de energía.
- La dependencia de tecnología extranjera.
- Y la competencia de productos asiáticos más baratos.

      La industria española se concentra en algunas regiones, que cuentan con mejores comunicaciones, más capital y abundante mano de obra cualificada.
Las principales zonas industriales son Cataluña, Madrid, el País Vasco y las provincias de Valencia, Zaragoza y Valladolid.

    Las industrias básicas transforman las materias primas en productos elaborados para otras industrias. Las industrias metalúrgicas y químicas están localizadas en el País Vasco, Cataluña, Comunidad de Madrid y Andalucía.

Sector terciario o de servicios

         El sector terciario se dedica, sobre todo, a ofrecer servicios a la sociedad, a las personas y a las empresas. Lo cual significa una gama muy amplia de actividades que está en constante aumento. Es un sector que no produce bienes, pero que es fundamental en una sociedad capitalista desarrollada. Su labor consiste en proporcionar a la población todos los productos que fabrica la industria, obtiene la agricultura e incluso el propio sector servicios.
     Podemos decir que, el sector terciario engloba las actividades que utilizan distintas clases de equipos y de trabajo humano para atender las demandas de transporte, comunicaciones y actividad financieras como la banca, la bolsa, los seguros, etc.

      Tiene una importancia creciente en las economías más avanzadas. hasta el punto de que se habla de sociedad de servicios. En los países más desarrollados el sector servicios emplea a más del 60% de la población.( ocupa el 63 % de la Producción total).
    En los últimos años ha ido adquiriendo una importancia cada vez mayor actividades que van dirigidas a satisfacer nuevas demandas de los agentes económicos como son todas aquellas que tienen relación con el ocio (espectáculos, gastronomía, turismo, etc,).

El Sector Terciario en Andalucía.

       A veces recibe el nombre de sector de servicios. En él trabajan las personas que proporcionan un servicio o ayuda a los demás, sin obtener o transformar productos, como los médicos, abogados, profesores, camareros, taxistas, comerciantes,... En este sector, que es el más importante en Andalucía, trabajan el 54 por 100 de los trabajadores andaluces.
      Hay muchas actividades que pertenecen a este sector. A continuación tienes las que tienen más trabajadores en Andalucía. 

a) El turismo es la actividad más importante de este sector  y se ocupa de ofrecer los servicios que necesitan las personas que visitan un lugar:


alojamiento en hoteles, visitas a monumentos y museos, organizar actividades de tiempo libre, comidas en restaurantes, etc.

Hay dos tipos de turismo que recibe Andalucía:
  • el turismo de sol y playas, que se da en toda la costa.
  • el turismo cultural, que se da principalmente en las  capitales de provincia visitándose monumentos, museos y lugares de gran interés.
En los últimos años también se está promocionando el turismo deportivo, el turismo rural, etc.
b) El comercio es la compra y venta de productos. Tiene mucha importancia dentro de este sector. Los principales tipos de comercio son:

 
  • Tiendas pequeñas y especializadas: carnicerías, zapaterías,...
  • Grandes superficies comerciales: supermercados, hipermercados, etc. que se sitúan en localidades grandes.
  • Almacenes: que suministran productos a las tiendas o grandes superficies.
  • Mercadillos semanales, en casi todas las localidades andaluzas.
c) El transporte es la actividad económica que consiste en trasladar a personas o mercancías de un lugar a otro. Se realiza por tres vías o caminos:

  • Vía terrestre. Mediante autobuses, camiones y coches a través de carreteras o autovías. O mediante los trenes utilizando el ferrocarril.
  • Vía aérea. Mediante los aviones. Es utilizado especialmente para trasladar a personas a grandes distancias en poco tiempo.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC's ) y La Nueva Economía.
       No podíamos finalizar este tema tan interesante de nuestra asignatura de Economía, sin apreciar la importancia de las TIC's, no solo en el Aula, lo que en este momento practicamos, sino en La Nueva Economía.
       No olvidemos que, la introducción de las tecnologías de la información y la comunicación de base informática y en especial Internet, permiten la coordinación de tareas y la gestión competitiva, suministrando una combinación sin precedentes de flexibilidad y eficacia en la realización de las actividades, de toma de decisiones coordinadas y ejecución descentralizada, de expresión individualizada y comunicación global y horizontal, lo que permite el desarrollo de una forma organizativa superior de la actividad humana.

      Los datos que mostró la economía norteamericana a finales del siglo pasado, caracterizados por unas bajas tasas de desempleo y de inflación, fuerte crecimiento económico y una aceleración del incremento de la productividad, coincidió con un importante nivel de inversión y con la difusión de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y sus aplicaciones.



     Surge así el término «Nueva Economía», que relaciona una baja inflación y un elevado crecimiento con la globalización y la utilización de ordenadores, y demostrando que las TIC son un elemento clave en la explicación del crecimiento.
Ante estas circunstancias ha surgido una literatura cuyo fin es demostrar dicha relevancia, encontrándose con el problema fundamental de la escasez de datos empíricos para llevar a cabo las correspondientes estimaciones con las que demostrar sus hipótesis.

       Conforme fueron obteniéndose dichos datos, los trabajos empíricos fueron proliferando, especialmente para el caso de los Estados Unidos y paulatinamente para el de la Unión Europea y, en ocasiones, para algunos países o grupos pequeños de países europeos.

     En términos generales, en dicha literatura se consideraa las TIC como un capital más que afecta directamente al crecimiento, por lo que se incluye en la función de producción como un factor más, como se hizo con el capital público o el humano.

      Si bien esta es la postura más extendida, consideramos que no es la única y que las TIC pueden incidir también indirectamente al crecimiento a través de otras vías, esto es, afectando a los factores que a su vez inciden sobre el crecimiento. En concreto, nos vamos a referir al capital humano, al comercio, al capital social y a los emprendedores, aunque este último suele afectar al crecimiento indirectamente a través de la inversión.

         Sin embargo, más allá de las definiciones que tratan de destacar los rasgos derivados que juegan las TIC, cabe interpretar el fenómeno desde una perspectiva más amplia. Una visión limitada de la denominada “Nueva Economía” la identifica con la innovación tecnológica y, más concretamente, con las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones, las denominadas TIC's. Sin embargo, la trascendencia del cambio sólo se comprende cuando se unen TIC, globalización y nuevas formas de gestión empresarial. Cada uno de estos aspectos por separado suponen una transformación importante de la economía; pero analizados en conjunto, interactuando entre sí, dan lugar a un cambio radical para el que se va generalizando el nombre de “Nueva Economía” (NE).  

        El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (2000) define la NE como la fusión de tres fenómenos simultáneos: el rápido progreso tecnológico derivado de las TIC, la internacionalización de EEUU y los cambios en el entorno financiero internacional. La NE se asienta en la infraestructura desarrollada en torno a las TIC y en la amplísima gama de procesos y aplicaciones que Internet representa. 


        Como ya se ha mencionado anteriormente, el denominador común de la NE y la “Sociedad de la Información” es, sin lugar a dudas, el cambio tecnológico vinculado al desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, así como sus consecuencias sobre el conjunto del sistema económico.
         El desempeño económico se realizaba antes en despachos, oficinas y tiendas, con un soporte físico estático. Las TIC convierten el mundo en un escenario híper móvil y virtual, en el que todo agente económico podrá realizar videoconferencias mientras anda hacia la parada del metro o comprar libros que sólo han sido editados en EEUU y que no tienen porqué estar impresos en un papel.
       Observamos como el liderazgo en el Internet móvil lo ostentan los EEUU y que en España la penetración no ha alcanzado todavía el 11%.  Sin lugar a dudas el comercio electrónico es otro vector de empuje para este tipo de sociedad y forma de negocio y su extensión está realizándose a pasos agigantados tal y como muestra el siguiente cuadro, en el que se presentan los datos de un estudio sobre hábitos de consumo, destacando como resultado más llamativo un ítem, en mi opinión, muy importante: comenzamos atener experiencia en el consumo online.


       Por último, se ha mostrado como las TIC son capaces, a través de la extensión del comercio electrónico sustentado en las mismas, de modificar sustancialmente la forma habitual de mercancía, las preferencias por las formas de pago, las formas de relación entre empresas y de funcionamiento de la propia empresa. Este tipo de práctica, la de comerciar por Internet, reduce los costes de transacción y supone un cambio radical en la concepción del comercio. 
       Los modelos de negocio han de tener en cuenta la forma en la que se integran las actividades de la empresa en la cadena de valor y la Web de la empresa se muestra como un escaparate mundial. 
       Muestra de ello es la evolución del número de dominios y del volumen en € comerciado por la red. En España, un 18% de las empresas compran a través de Internet y se prevé que la tendencia de crecimiento, en el número de estas que interactúan en la red, siga su curso.

Confiamos que con este artículo, hayamos aportado más luz sobre este interesante tema de nuestra asignatura de Economía.